Kasuumaay: una experiencia de paz en Casamance

“Les traditions?
Respectez-les.
Elles constituent l’héritage spirituel de ceux qui nous ont précédés
et qui n’avaient pas rompu avec Dieu”

Tierno Bokar
en Vie et enseignement de Tierno Bokar
Amadou Hampaté Bâ, París, 1980

Si hablamos de reyes como garantes de paz y figuras cohesionadoras quizá frunzamos el ceño. Nuestro imaginario echa mano de la realidad más cercana. Sin embargo, existe un lugar de reyes sagrados que redistribuyen la riqueza, dialogantes y respetados. Ese lugar es Casamance.

Esta región al sur de Senegal, virtualmente separada del resto del país por Gambia, es la única donde queda una zona de selva tropical con grandes árboles, ríos y naturaleza salvaje. Con 3,5 millones de habitantes, Casamance es uno de los centros turísticos más importantes de Senegal. Sin embargo, desde hace más de 30 años padece un conflicto violento. En 1982, el ala militar, Atika, de MFDC (Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Casamance) se rebeló con las armas para lograr la independencia.

En estas tres décadas, el problema de Casamance  ha vivido todo tipo de cambios. En los últimos años se han producido diversos movimientos encaminados a la consecución de la paz1. Se han firmado varios tratados parciales, pero la disputa aún no se ha resuelto. A pesar de esa situación confusa y ambigua, existe una zona donde no se ha producido ningún episodio de violencia relacionado con el enfrentamiento desde hace diez años. Se trata del reino de Oussouye. La violencia cesó en este territorio inmediatamente después de que fuese entronizado el rey.

¿Y quién es ese rey? José Naranjo nos lo explica: “Se llama Sibiloumbay Dhiedhou. Luce traje y gorro rojos. En la mano, un cetro confeccionado con hojas de palma. Aparece con paso ceremonioso y se sienta en su taburete de madera. Sólo él puede usarlo. Estamos en un bosque a pocos metros de la estación de transportes de Oussouye, en Casamance (sur de Senegal). Cuando Sibiloumbay Dhiedhou comienza a hablar todo el mundo se calla y escucha con atención. Para algo es el rey, el rey de Oussouye”.

Ferran Iniesta explica que algunos especialistas en política africana se dieron cuenta, ya en los años ochenta, de que el fracaso de la democracia no se debía a bolsas de resistencia, sino a la presencia de verdaderos modelos divergentes de sociedad. Así, mientras para el sistema moderno el presente es el lugar de desencuentro, para las tradiciones de todo el mundo –y las de África no son excepción– el presente es el lugar de la plenitud individual y grupal, incluso en tiempos obscuros como los actuales. Como decía un dirigente de la insurrección en Casamance “el problema no se halla en la cohabitación entre nordistas y sureños, sino en la falta de respeto por las tradiciones de sus vecinos: la diversidad no se cuestiona, el desprecio y la humillación sí, por innecesarios”.

Precisamente, Kasuumaay: una experiencia de paz en Casamance, documental realizado por el Grupo de Estudios de las Sociedades Africanas (GESA) y el  Institut Catalá Internacional per la Pau (ICIP), revisa el papel que ha jugado esta autoridad tradicional africana en el mantenimiento de la paz.

Estrenado ayer en los Cines Mèlies de Barcelona, Kasuumay refleja la importancia de la tradición y de las autoridades tradicionales en las sociedades africanas. Tal y como señalan sus autores, “este proyecto puede significar un cambio de tendencia a la hora de poner en relevancia los valores tradicionales y el papel protagonista que pueden tomar las autoridades tradicionales para actuar como interlocutores completamente válidos en los procesos de paz, para una resolución definitiva del conflicto de Casamance”.

 

Recorrer el camino hacia la paz exige compañeros de viaje. A menudo, los conocedores del bosque desvelan las rutas que nunca se extinguieron. Seguir la senda que marcan es una muestra de prudencia. En el Reino de Oussouye, desde hace una década, los senderos del bosque conducen hacia la paz.

 

Gráfico de los principales actores de los procesos de paz de Casamance. Fuente: Escola de Pau.

Gráfico de los principales actores de los procesos de paz de Casamance. Fuente: Escola de Pau. (2007).

 

Kásuumaay. Una experiencia de paz en Casamance (tráiler) de xavipuigserver en Vimeo.

 

 

  1. Para profundizar en los procesos, recomendamos el Anuario 2007 de Escola de Pau.
The following two tabs change content below.
Andrea Aisa Vega

Andrea Aisa Vega

Co-fundadora
Educomunicadora y consultora de comunicación digital para el Tercer Sector. Investigadora independiente en cultura audiovisual digital. Diseño proyectos digitales relacionados con nuevas pedagogías de la visión en la Sociedad Red.
Andrea Aisa Vega

Latest posts by Andrea Aisa Vega (see all)

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.