Blog
Últimas noticias
  • Palacio Darul Aman (Afganistán) por Bruce MacRae
  • Mujeres afganas muestran sus permisos de residencia en Irán

Talibán: ofensiva de primavera

Un año más, la llegada del deshielo incrementa las posibilidades de que los taliban aumenten su capacidad de ataque. Tampoco necesitan esperar a que de una estación se pase a otra. Los últimos desastres bélicos forman parte de una campaña propagandística, cuyo propósito es demostrar su fuerza, con asaltos aquí y allá, que de una guerra de posiciones. Hace tiempo que los talibán y sus aliados se dedican a los atentados, incluso suicidas, como táctica armada.

Ahora, el atentado en pleno centro de Kabul ha provocado decenas de muertos y heridos. El momento elegido es clave: imposibilidad de negociaciones que de vez en cuando se realizan entre el Gobierno y los rebeldes (Doha, Catar). Además, la progresiva salida de las fuerzas extranjenras, prácticamente a punto de concluir, salvo la reserva hecha por Estados Unidos; y la ineficacia e incapacidad de respuesta de las fuerzas de seguidad afganas, aunque hayan precisado un plan para ganar la guerra en cinco años. ¿La réplica talibán? Infiltración, bombas y muertos.

En los campos y ciudades de Afganistán continúa todavía una guerra olvidada y el consiguiente éxodo de personas refugiadas, a las que no deberíamos abandonar: 140.000 llegaron a las costas europeas en los meses pasados.

El movimiento taliban fue derrocado por la Alianza del Norte, junto a los Estados Unidos, en noviembre de 2001, dos meses después de los atentados del 11 de septiembre. También se difuminó el apoyo que le prestaba la Quinta Brigada de Al Qaeda. Sin embargo, expulsados de Kabul, siempre han permanecido en el sur y este de Afganistán y en los territorios del norte de Pakistán. Desde entonces, poco a poco, han recuperado terreno. Primero, por la debilidad e incompetencia del Estado central afgano. En paralelo, porque ellos y su base social son pashtunes y, finalmente, por un convencimiento religioso transformado en una yihad violenta, que proclama e instrumentaliza su lucha contra los ocupantes extranjeros.

Read more »

  • Violines y bases ©Sundus Abdul Hadi

Una yihad ofensiva, violenta y global

La yihad actual, entendida como la expansión de una fe religiosa extremista, ultraconservadora, violenta y contraria al islam tradicional y al reformador, ha adquirido una dimensión que alcanza a Europa, Asia y también a África desde hace algo más de 30 años. No responde a un mando unificado sino a diversas tendencias extremistas que crecen, se reproducen, retroceden y avanzan, según las relaciones de fuerzas dominantes, a su favor o en contra.

Antes de la masacre de París, se produjeron también ataques contra chiíes y rusos, además de las bombas en Ankara contra los kurdos y el terrorismo en Malí. El dibujante Kam ilustraba en Jeune Afrique una página en la que se preguntaba ¿dónde están nuestras banderas? sobre los recientes atentados de Boko Haram, una vez más, en Nigeria. Todos han quedado marginados en los medios por el terrible espectáculo de una acción terrorista, cuyo objetivo directo era Europa. Sin embargo, las víctimas de allá deberían ser explicadas, lamentadas y defendidas con igual determinación que las más próximas.

Read more »

  • Siria. Refugio y éxodo.

Siria: guerra y éxodo

Hace unos días, 124 sirios arribaron a las costas de Málaga y pidieron ayuda. Olvidamos nuestra historia, aunque en septiembre del 755 un sirio de Damasco desembarcó en Almuñécar. Allí tiene  una estatua. Pertenecía al clan omeya y escapaba de la matanza de su familia a manos de los abasíes. Perseguido, atravesó con muchas dificultades el norte de África. Abd al-Rahman al-Daji (el que entra o el inmigrado) era un refugiado surgido de una guerra en Oriente Próximo. Menos de un año después, proclamó el primer emirato independiente de Córdoba. Algunos de sus herederos se casaron con princesas vasco-navarras. Eran tiempos de luchas y razzias. A la vez, de pactos y mestizajes. Este sirio no necesitó acogerse al estatuto del refugiado ni al derecho de asilo.

Ahora, los desplazamientos no suceden así. Los protagonistas de esta dramática y vergonzosa crisis, son también sirios, mayoritariamente. Cerca de 4,3 millones de personas que se han marchado de su país (22 millones de habitantes) en este momento y progresivamente a lo largo de cuatro años. También sobreviven casi abandonados a su suerte siete millones de desplazados internos. En estos meses nos ha conmocionado la injustísima situación de decenas de miles de personas caminando en filas de familias enteras – en un ejemplo de la solidaridad clánica – una tras otra, por las vías férreas, mares, estaciones y plazas de Europa. Se ha sumado el naufragio de lanchas y las imágenes de pequeños menores que deambulan en solitario o aparecen ahogados en alguna playa.

Read more »

  • Crimea un año después ©AFP

Crimea. Ha pasado un año

Aunque abandonada por los grandes titulares, la anexión de Crimea no ha dejado de producir noticias hasta el día de hoy. Como todos recordamos el 22 de febrero de 2014 el gobierno pro-ruso del presidente Yanukovich fue derrocado, siendo sustituido por una confusa coalición cuyo denominador común era el nacionalismo ucraniano. Ese mismo día comenzaron las protestas en Sinferopol, la capital de Crimea, de mayoría pro-rusa. Tan solo seis días más tarde se puso en marcha la invasión de la península por parte de fuerzas rusas, que se hicieron con el control absoluto del territorio entre el 28 de febrero y el 3 de marzo. Deserciones y pequeñas escaramuzas culminaron una operación en la que no hubo grandes combates. El 16 de marzo se celebró un referéndum sobre la independencia de la región respecto de Ucrania, con presencia militar rusa, en el que la secesión fue apoyada por un 96,77% de los sufragios. El 17 de marzo la península quedaba formalmente unida a la Federación Rusa, recobrando el estatus perdido en 1954. Hasta aquí la cronología oficial pero ¿qué ha sucedido desde entonces?

Read more »

  • Carteles de propaganda electoral en Chisinau, Moldavia. ©Dan Gutu

Moldavia en la encrucijada

La frontera oriental de Europa se está convirtiendo en una fuente inagotable de noticias, dónde se decide con sigilo las fronteras que marcarán el rumbo del siglo XXI. Tras la inacabada transición de Ucrania, una nueva nación se debate entre el este y el oeste, entre la Unión Europea y la Unión Euroasiática. Las elecciones celebradas el pasado 30 de noviembre, sitúan  a Moldavia en un periodo de incertidumbre.

 

Después de casi una década de gobierno comunista, en 2009 accedió al poder una coalición de partidos decididamente europeístas, que puso al país en un claro rumbo de convergencia con Occidente.

 

Si bien es cierto que los primeros acercamientos a la Unión Europea fueron realizados por el Partido Comunista, ha sido el bloque liberal quien en junio de este año que se firmó un tratado económico con Bruselas. En aquella ocasión, el primer ministro moldavo Iurie Leanca proclamó abiertamente que el objetivo último de su política exterior era la integración completa en la UE, prometiendo para ello una serie de reformas “modernizadoras”. No obstante, la rotundidad de este mensaje no está respaldada por una abrumadora mayoría social, antes bien, el debate europeo está provocando una creciente división. A pesar de que los partidos europeístas suman más votos que cualquier otro frente político, el partido más votado resultó ser el pro-ruso Partido Socialista. Pero… ¿Son estos resultados objetivos? Aunque no deja de ser paradójico que el gobierno de Vladimir Putin denuncie falta de limpieza en unos comicios (recordemos las multitudinarias manifestaciones ocurridas en Moscú a finales de 2011) su análisis es imprescindible.

Read more »

  • Klychko, Kerry, Yatsenyuk y Mueller (Ucrania)

Ucrania, más allá de las armas

Los acontecimientos que se precipitan a orillas del Mar Negro apenas nos están dejando ver su verdadera evolución, tan preocupante como irreversible. Más allá de los acuerdos incumplidos y los hechos consumados se esconde los cambios de un orden mundial que camina inexorablemente hacia la partición.

Noviembre de 2013 queda ya muy atrás. No obstante, nuestra forma de percibir la situación de Ucrania sigue anclada en aquel momento. A pesar de la escalada bélica, seguimos confiando en una negociación política que lo solucione todo, en la federalización de un Estado que por arte de magia volverá a presentarse unido en el ámbito internacional. Pero se han cruzado demasiadas líneas rojas como para esperar tal posibilidad. El principal error se produce a la hora de evaluar el propio conflicto, pues no estamos frente a un modelo como el de la Guerra Civil Española (choque de clases-ideas) sino más bien ante una Guerra de Secesión Americana (choque de grupos-identidades).

Read more »

  • Imagen del ala del avión MH17

Vuelo MH17, callejón sin salida

El derribo del vuelo comercial MH17 cuando sobrevolaba los cielos de Donetsk se ha convertido en un toque de atención que nos hace reflexionar sobre el destino inmediato de la guerra civil ucraniana. Todo parece indicar que las milicias prorrusas habrían cometido un error fatal, al protegerse de lo que creyeron que podría ser un nuevo ataque aéreo de las fuerzas gubernamentales. Desde que a comienzos de abril se proclamara unilateralmente la independencia de República Popular de Donetsk, las armas han acaparado todo el protagonismo en la región. En respuesta, Kiev se aprestó a iniciar su “operación antiterrorista” el 16 de abril, logrando algunos éxitos iniciales. No obstante, la resistencia local fue más fuerte de lo previsto, así como la amplitud de sus reservas. Frente a esta contingencia, el gobierno ucraniano optó por dar un mayor peso a las fuerzas aéreas en el teatro de operaciones y debilitar progresivamente a los rebeldes. La estrategia está dando sus frutos y así, a principios de julio, los prorrusos tuvieron que retirarse de Slaviansk, bastión que habían defendido durante tres largos meses. En este contexto en el que los defensores de la llamada Nueva Rusia están perdiendo posiciones, se entiende mejor la defensa desesperada que ha provocado la mayor tragedia de este conflicto.

Read more »

  • Firma del convenio para la aprobación de la Unión Euro Asiática entre Bielorrusia, Kazajistán y Rusia

Represión y censura en Kazajistán

Durante los últimos años la dinámica globalizadora ha favorecido el surgimiento de importantes centros regionales, que desde los denominados BRICS hasta los MITS, jalonan el paisaje de la nueva economía. A todo ello debe sumarse la reorganización del espacio post-soviético entorno a la Unión Eurasiática, estructura de la que nuestro protagonista forma parte. En efecto, el pasado 29 de mayo Kazajistán firmaba su adhesión a dicho proyecto junto con Rusia y Bielorrusia. No obstante bajo la brillante pátina de prosperidad, se esconden otro tipo de realidades que cuestionan este modelo de crecimiento “emergente”.

Read more »

  • Petro Poroshenko. detrás las pantallas muestra los sondeos. (AFP Photo / Sergei Supinsky)
  • UUna mujer vota en la ciudad ucraniana de Dobropillya. DIMITAR DILKOFF/AFP/Getty Images

Elecciones y desafíos en Ucrania

Lo que empezó en noviembre de 2013 como una revolución de corte social, tras una década de despropósitos, corrupción y zozobra, podría haber pasado página con las elecciones del 25 de mayo. Aunque la historia reciente de Ucrania nos enseña que nada puede afirmarse con seguridad, Poroshenko parece contar con un programa capaz de solucionar las tensiones actuales. Partidario del acercamiento a la Unión Europea, se ha mostrado dispuesto a reanudar sus relaciones con Moscú, además de mantener su país al margen de la OTAN. No es exactamente lo que el Euromaidan esperaba, pero quizás sea la mejor opción para un Estado al borde del abismo.

Read more »

  • Barreras con las serigrafías de Yuanukóvich y Putin (Alexander Koerner/Getty Images)
  • Protestantes con carteles contra la intervención de Putin en Ucrania ©AFP PHOTO / LEON NEAL

El doble juego de Rusia

La ciudad ucraniana de Slaviansk se ha convertido en un nuevo escenario de tensión entre Rusia y Occidente. No es por su pertenencia a una región ruso-hablante o por la minería e industria que mueve su economía, sino porque lo que sucede allí debilita una vez más la estabilidad. En efecto, la deriva política de Ucrania tiende siempre a enmarañarse, a pesar de los reiterados intentos de superar el actual enfrentamiento. ¿Es resultado de una cultura política malsana o hay algo más?

Read more »